martes, 16 de diciembre de 2014

Comparando las Comunidades Educativas

Es obvio que la calidad de la educación varía en diferentes lugares, pero algo tan esencial como la educación debe ser el mismo en todas partes. Algunas comunidades tienen más oportunidades para sus estudiantes. Esta desigualdad está por cosas pequeñas como donde está la escuela y el dinero que tienen, y eso es algo que no es justo y necesita cambiar.

Mi madre creció en Sinaloa, Mexicó. Ella y sus hermanas tuvieron mucha suerte porque su familia podía pagar la escuela privada, pero era una escuela muy religiosa. Por esta razón ellos hicieron muchas cosas que tal vez no pasaron en una escuela en los Estados Unidos. Por ejemplo, mi madre escribió con la mano izquierda naturalmente, pero cada vez que escribió así una monja le golpeo con una regla. Por eso ella tuvo que aprender cómo escribir con la mano derecha, y ahora puede usar los dos igualmente. Eso nunca pasaría en los Estados Unidos.

Estudiando la comunidad educativa y las escuelas en Mexicó tienen unas diferencias demasiado grandes. Allí estudiantes en la primaria sólo van a la escuela por cuatro horas al día y cuando comparado con las escuelas en los Estados Unidos con siete horas al día puedes ver que sólo van a la escuela por la mitad de nuestro día. Eso tiene que afectar cuanto información los estudiantes ganen cada día. También aquí en las escuelas siempre supervisan el recreo, pero en Mexicó no hay supervisión. Es casi negligente como traten a estos niños cuando comparado con los Estados Unidos. En las bibliotecas en Mexicó, no hay suficiente espacio para libros de ficción y eso puede limitar el intereso para leer.

Todo esto sólo me deja a pensar que Mexicó todavía tiene mucho tiempo hasta que puede comparar con las comunidades educativas en los Estados Unidos. Quizás, pueden involucrar más los padres y poner más importancia en la educación.

Credito:
http://www.unitedwaywinecountry.org/files/mexico_us_educational_systems.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario